¿QUO VADIS PSC? ¿#nuevasenergías?


 

El PSC es el partido catalán con más músculo y el que “ha gozado de tocar más muslo político” de los últimos años: dos pies y medio en la plaza Sant Jaume, dirigiendo las ciudades más importantes del País; con la Diputació de Barcelona bajo control, por no mencionar los 25 diputados a menudo “desconocidos” y “invisibles” del Grupo del PSOE en el Congreso de los Diputados o la Ministra Chachón en La Moncloa.  Paradójicamente atraviesa un periodo de incertidumbre importante y que será clave para el futuro de la formación.

Diría el sentido común, que tras el descalabro histórico y el batacazo de los peores resultados electorales, la dirección política de un partido debería irse a casa y dejar paso a un nuevo equipo que tome las riendas y abra una nueva etapa. Parece sin embargo, que en el PSC esta máxima lógica no se aplica, aun. Tras la derrota del #28N el PSC ha aplazado la celebración de un Congreso extraordinario aludiendo a la proximidad de las elecciones del #22M (autonómicas y municipales).

¿Alguien se imagina el Consejo de Administración de una empresa que después de obtener los peores resultados económicos de su historia obtuviera una prórroga de 6 meses en la vigencia de su contrato? Otra vez Política y Sociedad funcionan en franjas horarias muy diferentes.

¿Se trata de un acierto estratégico o es una excusa para ganar tiempo? ¿Hay movimiento interior de placas tectónicas en el partido? ¿Hay opciones de cambio real para relanzar el modelo de éxito de partido?

Hay elementos objetivos para hablar de un final de etapa en el PSC, etapa que comenzó en el Congreso de Sitges (1994). Momento en que los “capitanes” ( como el Presidente Montilla, los Ministros Carme Chachón o Celestino Corbacho, o diputados en el Parlamento como Joan Ferran y Miquel Iceta (twitter) entre otros, liquidaron la dirección “beautiful people style” (y el alma más catalanista) de la Barcelona más burguesa, encarnada en la figura de Raimon Obiols (twitter). La excepción sería Barcelona ciudad donde la familia Maragall resistiría los embates del nuevo PSC-aparato, todavía un tiempo más.

La personalidad más votada en aquel congreso fue la del Ministro, Josep Borrell, quien años más tarde encarnaría el intento más serio del PSOE de cerrar la página felipista y de volver a conectar el partido con las bases, el electorado y la sociedad. Borrell fue la amenaza real del statu-quo apparatchik del PSOE.

 


Sabemos que (todos) los aparatos de los partidos políticos están acostumbrados a funcionar en ambientes oscuros y cerrados y con unos códigos internos más propios del feudalismo que del siglo XXI, y que su inercia del poder por el poder los mantiene alejados de la realidad, mientras siguen manteniendo su influencia, a cualquier precio, caiga quien caiga. Los aparatos no son amigos de la transparencia ni de abrir puertas ni ventanas.

Esta realidad se confirmaba en el PSOE que “asesinó” políticamente Josep Borrell y podría ser similar a la que se haya instalado en el PSC post # 28N, aunque el aparato ha querido quitar presión aceptando a pesar la celebración de primarias .

Las encuestas de estas últimas semanas, además de confirmar que la derrota en el Cap i Casal es posible, deja claro que el partido puede perder ciudades esenciales del área metropolitana y anuncian que, si no cambian las cosas, el PSC incluso podría perder las próximas elecciones españolas en Cataluña (hoy 25 diputados del PSC, por los 10 de CiU o los 8 del PP).

En todo este proceso de primarias ni Jordi Hereu (twitter), ni Montserrat Tura (twitter) han sido de la preferencia del apparatchik, el cuál tampoco ha encontrado ningún perfil ni cara oficialista para presentar batalla en las primarias (¿segundo síntoma de debilidad ?).

Hace tiempo que defiendo unas elecciones primarias en todos los partidos para elegir a sus cabezas de cartel: representan una herramienta regeneradora y son necesarias para abrir las organizaciones y volver al lado de la ciudadanía y escucharla. Y celebro mucho que el PSC vuelva a abrir sus puertas más allá de la militancia estricta del propio partido, a la participación de los simpatizantes en la elección de sus candidatos y órganos de dirección.

Aunque creo que los candidatos Hereu y Tura han desaprovechado una magnífica oportunidad para debatir y contrastar en profundidad sobre los modelos de liderazgo, de partido, de ciudad, de ideas y valores de fondo que defienden, no sólo debatir y confrontar entre ellos, sino además, hacerlo con el resto de formaciones políticas que concurrirán a las elecciones del #22M. Y así se han echado de menos, entre otros:

– Capacidad de autocrítica y reconocer errores en la gestión tanto a nivel de ciudad como de partido. La inercia del despacho y el coche oficial, así como el poder institucionalizado continuado durante tantos años ha hecho perder sintonía con las personas, los barrios y los distritos.

– No ha habido ideas nuevas en forma de valores, propuestas electorales en clave de ciudad de las personas, ni de ciudad abierta al Mundo, ni mucho menos en clave de respuesta a la crisis económica ni a la crisis ideológica de la social democracia europea.

– No hay interiorizada la necesidad de unos tempos y unos tipos de liderazgos nuevos: Cero compromisos respecto a la regeneración política y una manera nueva de entender la política.

 

Se puede entender que Jordi Hereu no esté por esta labor, pero son precisamente estos gaps los que Montserrat Tura no ha sido capaz de aprovechar para consolidar su apuesta y su alternativa real.
Y de todo ello me preocupa del resultado de estos primarias, aunque me merece todo el respeto, que la militancia y los simpatizantes del PSC de Barcelona, ​​no hayan pasado cuentas a actitudes como éstas:

– Hacer lo posible para que el referéndum sobre la Diagonal no admitiera la tercera opción que defendían entidades vecinales y ciudadanos particulares para que la reforma no se llevara a cabo o el engaño a los ciudadanos al querer hacer ver que el Alcalde había votado.

 

No hubiera sido más transparente votar con la pantalla del ordenador de cara a los medios de comunicación y a la opinión pública, aun reconociendo que el sistema no funcionaba y que el Alcalde no había podido votar? Pero no se optó por la vieja manera de entender la política: “… puede ser que digamos que usted ha votado …”: ocultar y seguir hacia adelante.

– El PSC no representa una oposición frontal y sin exclusiones a la corrupción: el cierre en falso de la comisión de investigación del caso del Hotel del Palau, las presuntas irregularidades con las licencias de Ciutat Vella y las amenazas a la su propia concejala de Ciutat Vella.
Estas son las razones por las que tiendo a pensar que el Alcalde Hereu, otra vez con todo el respeto que me merece, es más pasado que futuro, es mirar atrás y enrocarse en la vieja política y más de lo mismo. Montserrat Tura representa otra manera de entender la voluntad de servicio, y teniendo todo a favor, excepto el aparato, le ha faltado impulso, proyecto e ilusión. Veremos si reúne fuerzas para presentar batalla en el Congreso extraordinario en el que el PSC renovará la dirección y el proyecto.

Por eso creo que el aparato, el sotto-goberno que nunca da la cara, que huye del escrutinio público y que se esconden detrás de los grandes líderes del partido, parecen tenerlo todo “atado y bien atado” para continuar dictando el porvenir del PSC, impidiendo cualquier regeneración:

– Ganan tiempo para no rendir cuentas ante la derrota electoral;

– Ninguno de los dos candidatos a las primarias de Barcelona, ​​supone una amenaza real a su statu-quo.

– Ganan en una segunda vuelta: dificultando y frenando el camino para el ascenso de Montserrat Tura y el sector catalanista al control del Partido y se pueden sacar de encima Jordi Hereu si pierde las elecciones del # 22M.

Tengo mis dudas de que un equipo nuevo, con aire fresco, ideas renovadas y sin complejos nacionales se haga con el control del nuevo PSC. Parece que hay ruido de fondo, pero no veo claro si con fuerzas para empezar una nueva etapa.

Enviado por @aleixcuberes

 

Anuncios

Acerca de Aleix Cuberes i Díaz

Public Communication consultant, Political analist, traveller, marathonman, attracted by courageous leadership
Esta entrada fue publicada en Catalunya, Comunicación y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿QUO VADIS PSC? ¿#nuevasenergías?

  1. Pingback: PSC: almas, liderazgoz y futuro. | El blog de Aleix Cuberes en Español

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s